[ Webinar ] 👨💻 Cómo Berry Global digitalizó sus horarios de turnos [Viernes 10 de marzo de 2023]
logo de mercateam
13 de septiembre de 2022

La gestión del talento, una estrategia clave para los fabricantes

La pandemia ha traído su cuota de trastorno, especialmente en la relación con el trabajo. Mientras muchos sectores siguen sufriendo una escasez de competencias, las empresas hacen bien en aplicar una política de gestión del talento. La gestión de los talentos ayuda a retener y comprometer a la mano de obra sin perder la agilidad en un entorno incierto.

En este artículo, explicamos qué se entiende por gestión del talento, por qué las empresas industriales deben interesarse por este tema y, por último, cómo aplicar esta estrategia.

Gestión del talento

¿Qué es la gestión del talento?


La gestión del talento consiste en atraer, retener y comprometer a los empleados de una empresa. Es una estrategia que va mucho más allá de las cuestiones de contratación.

Antes de continuar, veamos el término que más nos va a interesar: un talento.

El "talento" es un empleado que es a la vez competente en su trabajo y tiene la capacidad de desarrollarse de forma interesante. Por ejemplo, una persona que sea experta en su campo y que haya demostrado una cierta cantidad de habilidades blandas, que se valoran cada vez más en la contratación. No existe una definición precisa de talento, ya que cada empresa valora diferentes conocimientos y habilidades interpersonales en función de su sector de actividad.

En resumen,el talento es un recurso clave que las empresas no quieren perder. Dicho esto, es comprensible que la gestión de este talento sea una verdadera cuestión estratégica.

Sin embargo, la gestión del talento no consiste únicamente en identificar a los empleados más prometedores. La empresa debe crear un entorno propicio para el desarrollo del potencial de cada individuo, especialmente a través de la formación continua. Por lo tanto, la gestión de los talentos no sólo se refiere al presente, sino también (y sobre todo) al futuro. Al ser plenamente conscientes de sus talentos y de cómo pueden evolucionar, las empresas están mejor equipadas en un entorno que cambia rápidamente.

Por lo tanto, todas las organizaciones se ven afectadas por la gestión del talento. En el resto de este artículo, nos centraremos en el caso de las empresas industriales, en las que lo que está en juego es quizá aún más importante.

Gestión del talento,
¿Imprescindible para los industriales?


Si se pregunta cómo puede afectar la gestión del talento a una empresa de fabricación, le daremos una cifra: 67%. Este es el porcentaje de líderes empresariales de la industria manufacturera que dicen que tendrán dificultades para contratar personal en 2022 (fuente: Insee). Es la primera vez en más de 30 años que esta cifra es tan alta.

A esto se añade el problema de la escasez de personal cualificado, que se agudiza cada año. En la industria, algunos puestos clave requieren un alto nivel de conocimientos técnicos, que los reclutadores se esfuerzan por encontrar. El mercado pesa a favor de los empleados, ya que hay más ofertas de trabajo que solicitudes.

Por último, hay que recordar que el sector industrial adolece de una mala imagen y tiene dificultades para atraer a las nuevas generaciones.

Ante estas dificultades, las empresas industriales tienen todo el interés en invertir en la gestión del talento, al menos por tres razones:

Motivo 1: Evitar la pérdida de competencias clave

La gestión del talento implica un conocimiento profundo de las habilidades y competencias necesarias para cada puesto. Una empresa que es plenamente consciente de las competencias que tiene a su disposición tiene más posibilidades de hacer frente a un paro laboral o a una jubilación.

Razón 2: Atraer a los mejores talentos

La gestión del talento también tiene que ver con la marca del empleador. De hecho, esta última está estrechamente vinculada al seguimiento de la trayectoria profesional de cada empleado. La gestión del talento nos permite garantizar que los empleados puedan desarrollarse de forma pertinente dentro de la empresa.

Razón 3: Motivar y retener a los empleados

Esta tercera razón está estrechamente relacionada con la anterior. La motivación y la retención no son sólo una cuestión de sueldo. Los empleados que se sienten valorados y a los que se les ofrece un desarrollo profesional son menos propensos a abandonar la empresa que los que no lo hacen.

En 2022, la gestión del talento es, por tanto, esencial para las empresas industriales que quieran seguir siendo competitivas. Pero, ¿cómo se puede aplicar?

7 claves para crear una estrategia de gestión del talento

La implantación de una estrategia de gestión del talento no se produce de la noche a la mañana. Veamos los puntos que deberían llamar su atención.

1. Defina los talentos que necesita

Como se ha mencionado anteriormente, cada empresa tiene su propia definición de talento. A ti te corresponde definir las tuyas: ¿cuáles son las aptitudes y actitudes más relevantes para cada puesto de trabajo?

También es una oportunidad para averiguar si estos talentos ya están presentes en la empresa.

2. Atraer a las personas adecuadas

Atraer el talento requiere, obviamente, comunicar su búsqueda. Piensa sobre todo en redactar una oferta de trabajo atractiva y acorde con la realidad. También ofrecer un salario adecuado y competitivo en comparación con las ofertas de la competencia. Por último, tenga en cuenta que la marca del empleador puede ser un importante factor de decisión para los candidatos.

3. Una incorporación cuidadosa

Según un estudio de Hay Group, el 22% de los nuevos contratados abandonan la empresa a los 45 días. Esta cifra disminuye drásticamente cuando la empresa se ocupa especialmente de los recién llegados.

4. Formación continua

A menudo es más fácil desarrollar las habilidades de sus empleados actuales que contratar nuevos talentos. Dicho esto, incluso los recién llegados pueden beneficiarse del desarrollo de competencias si está en consonancia con su proyecto profesional y la estrategia de la empresa. (Lea más sobre este tema: Pasar del GPEC al GEPP en 2022)

5. Medición del rendimiento

Para ser eficaz, la estrategia de gestión del talento debe basarse en medidas cuantitativas. En la industria, es interesante definir métricas para evaluar el rendimiento de la línea de producción. Además, el diálogo regular con los empleados puede ayudarle a identificar a aquellos a los que puede dar responsabilidades adicionales.

6. Habilidades de seguimiento y autorizaciones

Una estrategia eficaz de gestión del talento va acompañada de un excelente conocimiento de las competencias de los equipos. Esto ayuda a los directivos a situar a los operarios en los puestos más interesantes, al tiempo que facilita la gestión de la carrera de sus equipos.

7. Anticipando el futuro

La gestión del talento es una estrategia a largo plazo. Es importante establecer un diálogo regular entre los equipos operativos, los directivos y la dirección para garantizar que las competencias clave permanezcan en la empresa. Implicar a los empleados en la transferencia de conocimientos es una buena manera de conseguirlo.

En la práctica

La estrategia de gestión del talento requiere una visión global de las competencias presentes en la empresa. Esto suele ser un reto, especialmente para los directivos que carecen de visibilidad. Invertir en una herramienta de seguimiento del talento ayuda a resolver este problema.

Mercateam proporciona un mapa preciso del talento presente en la empresa, así como del talento que faltará en el futuro a medida que la empresa evolucione. Para saber más, pídanos una demostración.

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

chevron-down-circle