[ Webinar ] 🕵️♀️ Hoja de ruta de productos de Mercateam: lanzamientos clave en 2022 y revelaciones de lanzamientos en 2023 ❤️ [jueves, 27 de enero de 2023]
logo de mercateam
11 de mayo de 2022

Digitalización de las fábricas francesas

Aunque la guerra de Ucrania ha puesto de manifiesto la dependencia de Francia de sus vecinos europeos, el Estado debe acelerar sus esfuerzos de reindustrialización. Este tema, que ya estaba en la agenda durante el primer mandato de Emmanuel Macron, está ahora más de actualidad que nunca. Para avanzar en esta dirección, es importante comprender las necesidades de los agentes industriales franceses y los futuros retos que se derivan de ellas.

En la era de la Fábrica 4.0, el dinamismo de nuestras líneas de producción va de la mano de la digitalización de nuestros conocimientos. ¿Cuál es la situación en Francia? ¿Podemos decir que nuestras fábricas están a la altura de las de nuestro vecino alemán?
Para obtener una imagen más clara, hemos pedido a 100 directivos industriales franceses que compartan su visión de la digitalización

Digitalización: Francia se queda atrás

Para nuestro estudio, nos dirigimos a un grupo de directores industriales, directores de planta y directores de producción. Entre los sectores representados se encuentran el agroalimentario, el automovilístico, el aeronáutico, el metalúrgico y el farmacéutico. En términos de plantilla, los participantes gestionan una media de entre 50 y 500 personas.

Pedimos a los participantes en nuestra encuesta que dieran una puntuación sobre 10 al estado de la digitalización de las plantas en su sector.

Digitalización de las fábricas francesas

El 43,3% da una puntuación de 3/10, una puntuación relativamente baja. La puntuación más alta, 6/10, sólo la dio el 13,3% de los participantes.

Las cifras hablan por sí solas: los agentes industriales franceses consideran, en general, que las fábricas están poco o muy mal digitalizadas. Antes de ver las consecuencias directas, veamos qué factores influyen en esta puntuación.

Según una gran mayoría de los encuestados, esta dificultad para avanzar hacia la transformación digital se debe, en particular, al uso deherramientas digitales que se consideran inadecuadas. En particular, me viene a la mente Excel. La hoja de cálculo, cuya función principal es elaborar hojas de cálculo, se utiliza para muchas otras tareas, como la planificación o el seguimiento de las competencias.

De hecho, ¡hay una media de 25 archivos Excel para organizar los equipos de campo de una fábrica de 100 personas! Cuando preguntamos a los participantes si consideraban que tenían dificultades en la gestión diaria de los equipos, obtuvimos un 86% de "sí".

El 86% de los directivos industriales tienen dificultades para gestionar sus equipos.

A lacabeza de la lista de obstáculos relacionados con la gestión se encuentra la gestión de competencias, un elemento estratégico para cualquier empresa que aspire a una mayor agilidad. La optimización de la planificación ocupa el segundo lugar, seguida de la gestión de la versatilidad.

Por último, preguntamos a los directivos del sector qué parámetros deben controlar para alcanzar la excelencia operativa. Para el 37% de ellos, la primera métrica a controlar es el índice de versatilidad. Recordemos que este índice representa la capacidad de un equipo para hacer frente a un imprevisto (por ejemplo, la ausencia de un operario).

¿Qué podemos concluir de estas cifras? ¿Cómo se posiciona Francia a nivel mundial? En 2020, BloombergNEF realizó un ranking de los 10 países más avanzados en transformación digital industrial. En el podio se encontraban Corea del Sur, Singapur y Alemania, dejando a Francia en octava posición. Veamos ahora por qué Francia tiene todo el interés en acelerar su transformación digital. 

Los retos: entre la productividad y la competitividad

No es ningún secreto que la mayoría de los agentes industriales siguen en la "era del papel", lo que provoca lentitud y falta de agilidad en los procesos. De hecho, es complicado ser reactivo cuando la información está organizada en silos, y los gestores carecen de visibilidad sobre los datos.

Por lo tanto, es vital que los fabricantes aceleren sus proyectos de digitalización si quieren prosperar. Si el uso de las nuevas tecnologías va acompañado de una nueva forma de trabajar, también permite ganar mucho en eficiencia.

En cuanto a la producción, las herramientas digitales permiten anticiparse a las averías y paradas de la línea, pero también identificar fácilmente las anomalías para corregirlas rápidamente. Estas mejoras pueden medirse mediante indicadores como los costes de mantenimiento, el índice de rendimiento y el índice de desechos. La digitalización es también una oportunidad para devolver el poder a los operadores. De hecho, con las herramientas adecuadas, es posible supervisar el funcionamiento de las líneas de producción en directo. Así, la toma de decisiones se basa en información de calidad. Los operadores también se liberan de ciertas tareas repetitivas con poco valor añadido para concentrarse en otras misiones más gratificantes. Un ejemplo es el de los operarios de línea, que suelen pasar mucho tiempo introduciendo datos en hojas de papel o en hojas de cálculo. Gracias a las herramientas digitales, la actualización de estos indicadores se realiza automáticamente, lo que permite una mejor gestión de las prioridades.

Si la era de la Fábrica 4.0 favorece el aumento de la productividad, también permite una mejor visión estratégica. En efecto, en el sector industrial, la consecución de la excelencia operativa depende de una gestión eficaz de los recursos humanos, lo que no siempre es una tarea fácil.

Esto es lo que subraya nuestra encuesta: la gestión de las competencias es una de las principales dificultades señaladas por los directivos. Parece complicado que sepan exactamente qué habilidades dominan los operarios. En 2022, este seguimiento se sigue realizando a través de hojas de cálculo Excel, que son difíciles de actualizar. Las consecuencias: una falta de visibilidad en cuanto a las necesidades de competencias, formación y contratación (hablamos de ello en nuestro artículo dedicado a la gestión de competencias y polivalencia). Sin embargo, una empresa que quiera ser competitiva debe ser capaz de aprovechar al máximo los recursos que tiene y tener una visión estratégica de sus necesidades futuras.

Así, la digitalización de las fábricas no se limita a las líneas de producción. Se trata de todos los oficios. Desde el punto de vista de la gestión, el uso de una solución digital permite, por ejemplo, mapear con precisión las competencias de los operarios, gestionar de forma sencilla los calendarios, reducir el uso de hojas de cálculo Excel o generar cuadros de mando. De este modo, la toma de decisiones se basa en información actualizada y fácil de ver.

Analizar, extraer y medir el rendimiento de sus equipos
Cuadro de mando creado con Mercateam  

En resumen

La reindustrialización de Francia no será sostenible sin la adopción de las herramientas digitales que ya han sido favorecidas por los líderes mundiales. Más allá de la modernización de las líneas de producción, son todos los oficios los que se ven afectados por la transformación digital. Para ser competitivos, los actores industriales deben dotarse de herramientas que les permitan tener una visión estratégica, tanto en términos de procesos como de personas. Así, la gestión de las competencias y las necesidades de formación son cuestiones clave en la deslocalización iniciada hace unos años.

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

chevron-down-circle